sábado, 1 de septiembre de 2007

Little Man Tate (1991)

Esta película toca la situación existencial de un niño superdotado/genio. Por un lado, su ambiente no se adapta a su hambre de conocimiento y capacidad mental, pero su mente prodigiosa está atrapada en el cuerpo de un niño. Por otro lado, busca seguir siendo un niño normal, disfrutando de juegos comunes y mantener y encontrar lazos emocionales con sus familiares y amigos, al igual que cualquier otro niño.

La película trata de ponernos en los zapatos de Little Man Tate y comprender la situación tan compleja que vive este niño y otros niños en estas circunstancias. ¿Cómo ADAPTARSE a un mundo que no camina al mismo ritmo? ¿Cómo puede lograr este niño un balance entre aprovechar al máximo sus habilidades en un mundo donde ni siquiera la mayoría de los adultos tienen un nivel intelectual compatible y, al mismo tiempo, emocionalmente son tan básicos como cualquier otro niño y quieren tener relaciones comunes con el resto de sus compañeros de la misma edad?

El final de la película enseña la esencia del tema: el quiere ser feliz al igual que cualquiera, niño o adulto. Las personas alrededor deben comprender que al igual que la mayoría de nosotros, tienen habilidades avanzadas en algunas áreas y en otras no tanto. El también debe comprender que es un ser humano de carne y hueso y que está bien equivocarse y sentirse vulnerable y solitario como el resto de los seres humanos. Y al igual que cualquier otro ser humano, ansía un oído que lo quiera escuchar, comprender y compartir.

Alejandro Beeche Van der Laat

2 comentarios:

Juan Fernando C. dijo...

Me encanta esa pelicula, buena reseña.

Saludos libertarios desde Quito, Ecuador.

Alejandro Beeche Van der Laat dijo...

Hermano: saludes. Que bueno escucharte por este medio. La película me gustó bastante también. Te cuento que ahora estoy en George Mason University. Cuando vengás por estos rumbos me avisás y con gusto tenés posada...

Alejandro Beeche V.